Gran Hermano: Volvió Furia a la casa

Tras sus polémicos cruces en el ‘afuera’, y las especulaciones en torno a su salida de Gran Hermano (Telefe), Furia volvió a entrar a la casa a cinco días de la gran final. Al igual que con los últimos ingresos, Juliana aprovechó el Congelados, para caminar por la casa y decirle unas palabras a sus excompañeros. Pero más allá de volver a su lugar feliz, la doble de riesgo llevó una sorpresa para los participantes.

Juliana entró a la casa con un cofre blanco en sus manos. Mientras se disponía a apoyarlo en la mesa, y se preparaba para recorrer el lugar, la joven decía en voz alta: “Energía es la palabra, quédense quietos. Emmanuel al 9009, con doble m. Nicolás, Bautista, al 9009. Hola reina, ¿así que esta es tu casa? Es mi casa. Está todo muy limpito, vinieron dos mujeres impresionantes. Papi Licha, como te extrañé. Gran Hermano, no te ibas a librar de mi. Los quiero mucho. Estoy re contenta”.

Luego, la jugadora más polémica de la casa fue interrumpida por Santiago del Moro, quien la saludó y descongeló a los demás jugadores. Ante la explosión de emociones, y mientras todos corrían a abrazarla, Furia expresó: “No podía ser mala, no me salía, los amo. ¿Cómo están tanto tiempo?. Están limpitos”.

Sin embargo, Juliana no fue la única que ingresó a la casa este martes. Martín Ku y Lucía dijeron ‘presente’ a días de la final. La joven de Salta regresó después de muchos meses, por eso sus compañeros ‘explotaron’ al verla, sobre todo Nicolás, quien fue el más cercano a ella. Después de unos cuantos minutos juntos, el conductor del programa les pidió que abrieran el cofre secreto. Con total entusiasmo, Isabel se ofreció para la tarea.

Luego de abrirlo con mucho cuidado, todos descubrieron que este contenía una llave. “Metela en el cofre, cerralo, y llevala a la estantería y que quede ahí. Chicos, en los próximos días esa valija se va a abrir. Pero antes disfruten las próximas 24 horas que les quede con los chicos, a darlo todo. Tienen 24 horas para hacer campaña con sus compañeros. Mañana viene la despedida porque quedan solitos”, dijo Santiago del Moro.

Una vez que se despidió de los participantes, el conductor le reveló al público: “Mañana voy a entrar yo, abro esa valija y se van a enterar de un montón de cosas. Este fue el último debate de una temporada re extensa, mañana es el último programa que hacemos antes de la gran final. Espero haber estado a la altura. Quiero que todo el mundo esté bien, este programa nos cambió la vida”

foto: X.

Seguí leyendo sobre